Comunicado de las secciones sindicales de CNT, CGT y CCOO en Rivamadrid

30.05.2014 07:11
Queremos exponer alguna de las problemáticas que existen en la empresa municipal de servicios a la totalidad del vecindario de Rivas Vaciamadrid, ya que deben ser quienes tengan un breve informe de la situación que vivimos como servicio público municipalizado con gestión directa que somos.
 
Desde el proceso de municipalización y la constitución de Rivamadrid de las diversas contratas privadas que operaban en Rivas en 2001 hemos vivido un proceso de mejora de la calidad del servicio (con la inversión pública en maquinaria y personal) frente a la estafa que supone la contratación de empresas privadas de limpieza para prestar servicios públicos (donde los empresarios obtienen suculentos beneficios a costa de las condiciones laborales, como pudimos observar con la última huelga de jardinería y limpieza viaria del ayuntamiento de Madrid).
 
Actualmente, y especialmente con la excusa de la crisis del capitalismo, y el ataque a la autonomía municipal por parte del gobierno del PP, la dirección de Rivamadrid viene tomando decisiones que en primera instancia ha mermado el buen clima existente hasta hace unos años, y en segunda instancia se han venido aumentando la confrontación con las secciones sindicales y las trabajadoras/es, “regateando” y recortando derechos.
 
En un inicio, la identificación de la plantilla con la empresa era mayor a la actual. Se entendía el compromiso con la empresa pública, por ser un modelo que hemos defendido frente a la empresa privada. Actualmente, esa identificación ha caído por los suelos. 
 
Un excesivo uso del régimen sancionador, en los eslabones más débiles de la cadena, y bajo una discrecionalidad absoluta. Si esta dirección de Rivamadrid se ha caracterizado por algo, ha sido por la aplicación inmediata (incluso antes que cualquier otra empresa pública o el propio ayuntamiento) de los decretos leyes y reformas laborales del Partido Popular, en ningún caso ha existido una voluntad política de insumisión a las medidas neoliberales y las políticas de austeridad. 
 
En los últimos años se ha producido una elitización en determinados grupos profesionales de la empresa, observándose tratos de favor en el régimen sancionador, en la concesión de permisos retribuidos, en la aplicación de la flexibilidad horaria,... derechos reconocidos en el convenio colectivo.
 
En multitud de ocasiones esto ocasiona que la dirección de Rivamadrid obligue a judicializar las relaciones laborales. Teniendo que perder tiempo de trabajo en acudir a juicios, que en la mayoría de los casos son favorables a la parte social, suponiendo un aumento del gasto desproporcionado, de lo presupuestado por Rivamadrid a estos efectos. No hay dinero para mejorar los servicios, pero sí para ir a juicios.
 
Las secciones sindicales de Rivamadrid abajo firmantes consideramos que en momentos de crisis debemos ampliar la colaboración de toda la plantilla para sacar el servicio público en beneficio del vecindario, no como pasa actualmente, dejando cada vez más en un grupo reducido la capacidad de decisión, un grupo cada vez más alejados de la base social de la empresa.
 
Por eso solicitamos una democratización de Rivamadrid, aumentando el peso de la parte social en la organización del trabajo, porque como muchas experiencias económicas han demostrado, la participación real de las y los trabajadores en la empresa permite obtener soluciones y mejoras de servicios públicos.
 
En manos de la dirección de Rivamadrid está el volver a un camino de entendimiento con gran parte de la plantilla y de los sindicatos presentes en la empresa. Como muestra de su buena fe y de su cambio de rumbo en pro de un mayor diálogo y cooperación entre dirección y el conjunto de la plantilla de la empresa municipal proponemos que se aborden y se solucionen, satisfactoriamente para los trabajadores y las trabajadoras, los siguientes puntos:
 
- Devolución o abono del exceso de jornada de 2012, según los criterios vigentes en la empresa hasta dicha fecha.
 
- Solución dialogada de los conflictos judiciales abiertos y reconocimiento de los derechos laborales de: Adela, Paco, Mari Carmen, Javier, Rosa...
 
- Mayor participación de todas las secciones sindicales en la vida de la empresa municipal.
 
- No al uso arbitrario del régimen sancionador.
 
- Oferta de nuevas plazas y traslados, según necesidades detectadas en los distintos servicios, para mejorar el empleo de los trabajadores y trabajadoras con contrato parcial que así lo demanden y con vistas a la creación de empleo.
 
Por una construcción colectiva de la empresa municipal de servicios.
 
Secciones sindicales de CGT, CCOO y CNT en Rivamadrid